¿Por qué los datos históricos son importantes para el mantenimiento?

Los datos históricos son cruciales para el análisis en la gestión de activos debido a la precisión y justificación probabilísticas que entregan

La Ingeniería de Confiabilidad es una tarea amplia y compleja que busca la transformación de la data histórica y diferentes flujos de información en conocimiento útil y confiable para mejorar la gestión de los activos en beneficio del resultado del negocio durante todo el ciclo de vida de los mismos.

Para una adecuada gestión de los activos se requiere de un proceso de captura, administración y monitoreo continuo de datos e información durante la vida útil de los equipos.

El compromiso de la organización, referente a la gestión de los activos, es ser transversal dado que involucra e integra a diversos actores del sistema, tales como: mantenimiento, producción, abastecimiento, personal e ingeniería; los que requieren tener visibilidad sobre la información acerca del comportamiento de los activos.

De esta manera, los flujos y la gestión de la información aparecen como un factor relevante dentro de organizaciones e instalaciones que se caracterizan por su complejidad debido a la gran cantidad de equipos que generan una enorme cantidad de información y datos a procesar.

El proceso de ingeniería de confiabilidad es complejo no sólo por las características de las instalaciones industriales sino también por el hecho que los equipos tienen comportamiento variable durante su ciclo de vida.

A nivel básico, se necesita de información y datos que deben ser recopilados desde distintas áreas de la organización, para su posterior integración y análisis.

La data histórica debe almacenarse por largos determinar tendencias confiables del comportamiento de los equipos, y del tal forma identificar las oportunidades de mejora con una visión de largo plazo. En caso que no existan fuentes de datos disponibles, el benchmarking es una muy buena alternativa para aproximar los análisis.En caso que no existan fuentes de datos disponibles, el benchmarking es una muy buena alternativa para aproximar los análisis.

La ingeniería de confiabilidad se manifiesta de manera concreta a través del proceso de planificación y programación de las actividades de mantenimiento, como asimismo por medio de las acciones de mejoramiento y de reemplazo, las que en definitiva también quedan reflejadas en el plan.

Todo este proceso requiere y genera una gran cantidad de información que debe ser confiable, por lo que la calidad de esta se transforma en un factor importante a considerar. De hecho, muchos estudios en gestión de activos físicos establecen que una de las materias críticas es la falta de calidad en los datos históricos.

Sin embargo, para este caso debe ser analizada desde un punto de vista multidimensional más que considerar la precisión como único parámetro. Las dimensiones previstas, en general son: precisión, completitud, tiempo requerido y consistencia. Desafortunadamente, las dimensiones son en su mayoría de carácter cualitativos por lo que la evaluación de la calidad resulta ambigua.Las dimensiones previstas, en general son: precisión, completitud, tiempo requerido y consistencia.

Desafortunadamente, las dimensiones son en su mayoría de carácter cualitativos por lo que la evaluación de la calidad resulta ambigua.

Una correcta y ampliamente aceptada definición de calidad de la data histórica, es aquella que está relacionada con la importancia de los datos, es decir, es conveniente definir la calidad de los datos en función de la necesidad que se tiene por la información para el análisis y el proceso de toma de decisiones, por lo que ésta puede definirse como: ‘Datos de calidad son aquellos que satisfacen la necesidad de información del usuario’. El valor del dato radica en la utilidad que presta en los distintos niveles de una organización y en la oportuna disponibilidad para la toma de decisiones entre diferentes alternativas.

Autor: Emilio Ahumada

Gerente Comercial de BUILDTEK